Estudios Geológicos, Vol 46, No 1-2 (1990)

Aspectos volcanológicos y estructurales. Evolución petrológica e implicaciones en riesgo volcánico de la erupción de 1730 en Lanzarote. Islas Canarias


https://doi.org/10.3989/egeol.90461-2436

J. C. Carracedo
Estación Volcanológica de Canarias (Instituto de Recursos Naturales del CSIC, España

E. Rodríguez Badiola
Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC, España

V. Soler
Estación Volcanológica de Canarias (Instituto de Recursos Naturales del CSIC, España

Resumen


La erupción ocurrida en Lanzarote entre elide septiembre de 1730 y el 16 de abril de 1736 es por su duración (2.053 días), extensión (200 km2) y volumen (3-5 km3) de materiales emitidos, y longitud de la fisura eruptiva (al menos 14 km), muy diferente del resto de las erupciones históricas de Canarias (últimos 500 años), que presentan estos parámetros con valores muy inferiores. La evolución de los magmas (con claras tendencias toleíticas), es asimismo única en el volcanismo histórico del Archipiélago. No había sido objeto, sin embargo, hasta ahora de un estudio específico que intentara su reconstrucción. Para la elaboración de este trabajo se ha realizado la cartografía geológica y la estratigrafía de detalle (a escala 1:10.000) de la zona, un amplio estudio petrológico y la correlación con los datos aportados por relatos de testigos oculares, entre ellos un manuscrito inédito. Se han diferenciado las principales fases de actividad, en función de cambios importantes en la composición de los magmas y en la relación con la fractura general que controla la erupción. El estudio petrológico y geoquímico, realizado sobre 51 muestras bien localizadas estratigráfica y temporalmente, muestra importantes cambios en los procesos de generación de los magmas y en el sistema de alimentación interna de la erupción. Los magmas evolucionan desde basanitas nefelínicas a basaltos alcalinos en la fase inicial de la erupción (7 a 12,5 % de fusión), y a partir de la 2.º fase desde basaltos alcalinos hasta toleitas olivínicas (13 a 20 % de fusión), con niveles de generación más superficiales. El modelo resultante del análisis de los elementos traza indica un claro predominio de procesos de fusión parcial. El carácter «anómalo» de esta erupción en relación con el volcanismo histórico de Canarias podría explicarse por la continuación de la erupción una vez finalizada la 1.' fase (unos 3-5 meses), al producirse la elevación y emplazamiento del frente de generación de magma a una profundidad intermedia a favor de una gran fractura. La definición de una serie de posibles escenarios permite simular y evaluar el impacto que la repetición de un fenómeno eruptivo de similares características podría imponer sobre la población e infraestructura actual de la isla.

Palabras clave


Volcanismo; erupciones históricas; basanitas; basaltos; tolvitas; petrogénesis; fusión parcial; modelo petrológico; riesgo volcánico; Lanzarote; Islas Canarias

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1990 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista estudios.geologicos@igeo.ucm-csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es