Estudios Geológicos, Vol 46, No 5-6 (1990)

Composición modal de las arenas de la Cuenca del Guadalquivir: evaluación de su procedencia


https://doi.org/10.3989/egeol.90465-6467

M. Palomares
Departamento de Petrología y Geoquímica. Universidad Complutense, España

Resumen


La sedimentación de la cuenca neógena del Guadalquivir entre las provincias de Córdoba y Sevilla está formada por una potente sucesión margosa en la que se intercalan varias unidades arenosas que, de base a techo, se denominan: Arenas Basales, Arenas de Ubeda, Arenas del Guadalquivir, Arenas de Ecija, Arenas de Cuesta el Espino (todas ellas de edad Tortoniense superior), Arenas de Guadarcázar, Calcarenitas de Carmona (de edad Messiniense) y arenas pliocenas. Arenas Basales tienen una composición lítica, con alto porcentaje en fragmentos de roca metamórficos, y proceden de los complejos metamórficos del Macizo Hespérico paleozoico situado al N de la cuenca. Arenas del Guadalquivir y Arenas de Ecija están formadas por litoarenitas y sublitoarenitas cuyos fragmentos de roca son fundamentalmente carbonáticoso En ambos casos, son arenas procedentes de orógenos reciclados; las primeras proceden de formaciones arenosas neógenas que afloran al N de la cuenca a causa de la retirada progresiva del mar neógeno de la cuenca del Guadalquivir. La unidad Arenas de Ecija procede de los mantos béticos emplazados al S de la cuenca en ese momento. Tanto la unidad Arenas Basales como Arenas del Guadalquivir son sedimentos originados en medios de plataforma continental y Arenas de Ecija está constituida por sedimentos originados en medio de abanicos submarinos. Por último, las Arenas de Guadarcázar y las arenas pliocenas son cuarzoarenitas y sublitoarenitas y proceden de la erosión de las formaciones infrayacentes. La alta madurez composicional y textural de Arenas de Guadarcázar se debe a que estas arenas han sido retrabajadas en un medio playero. La sucesión refleja una etapa inicial con aportes de primer ciclo a partir de rocas metamórficas de cratón estable y una etapa posterior donde el área fuente es sedimento de orógeno reciclado. Al E de la cuenca, Arenas del Guadalquivir y Arenas de Ecija son litoarenitas y Arenas de Cuesta el Espino son sublitoarenitas. Las primeras proceden de orógenos reciclados mientras que las segundas proceden de bloque continental estable. La evolución composicional de las arenas en esta parte de la cuenca puede indicar una zona de borde de la misma.

Palabras clave


Arenas; Procedencia; Reciclado; Cuenca del Guadalquivir; España

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1990 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista estudios.geologicos@igeo.ucm-csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es